Una situación de crisis, requiere actuaciones rápidas para anticipar soluciones con urgencia, y así evitar consecuencias irreversibles.

Es importante disponer cuanto antes de un método de actuación, que guíe los pasos a dar, que nos indique que debemos y que no debemos de hacer, y que nos permita estar preparados ante los acontecimientos que nos encontraremos.

Es posible salir de las crisis, pero no es fácil.

Necesitaremos aprovechar todas las habilidades personales y profesionales, aunar talento, generar un plan de viabilidad realista, y negociar con firmeza y rigor para ponerlo en marcha.

Nos encontraremos con la obligación de tomar decisiones complejas, y a manejar situaciones de tensión y riesgo, pero es preciso para reducir las consecuencias de la crisis y recuperar la organización en las mejores condiciones.

Desde Talentium le ofrecemos un método, una guía de acción necesaria para abordar con éxito un proceso de recuperación empresarial ante una situación de emergencia.

Primera parte. Introducción. Explicamos qué es una crisis, el escenario en que se encuentra la empresa, la velocidad de los cambios, la incertidumbre, la importancia y necesidad de un método. También de la importancia del factor psicológico y la mentalidad, el papel de la colaboración externa, la dualidad técnica-arte, la flexibilidad del método y si es posible recuperar una empresa en crisis.

Segunda parte. Análisis. La primera parte del libro la dedicamos al análisis de la situación, de lo que tenemos y en que entorno nos movemos. Recalcamos la importancia de la coherencia y cómo hacer la comunicación, el problema de la gran pregunta que deberemos contestar, la gran decisión. Hablaremos de la puesta en marcha, el plan de choque o BCP. Y profundizamos en el proceso de análisis, el papel de propietarios y administradores, y las diferencias de actuación en función de que la crisis sólo afecte a nuestra empresa o proceda del entorno. También de cómo afectará a nuestro negocio en función de que se parezca a una startup o a una empresa consolidada.

  1. Inicio. Tratamos los ámbitos y funciones del management, el liderazgo, y el papel del equipo.
  2. Conocimiento de las capacidades del negocio. Tratamos de como clasificar una empresa para adaptar cada estrategia concreta (tamaño, evolución, situación financiera, subsector, flexibilidad, área de influencia) y de las fases de crecimiento y el grado en que afecta la crisis. Establecemos pautas para obtener el conocimiento interno, con los grupos de interés, y de la necesidad de establecer prioridades. Y terminamos con el test de posicionamiento de la empresa.
  3. Conocimiento del terreno. Tratamos el proceso cíclico del conocimiento de la empresa y su entorno, de los grupos de interés (de nuevo), de la diferenciación (otra vez), y del método científico como principio para abordar el análisis del segmento de cliente, los indicadores y el diseño de la propuesta de valor.
  4. Encaje y pivotaje. Analizamos si las propuestas de valor que puede crear la empresa tendrán encaje adecuado en el mercado, ya que ello condicionará la viabilidad de la recuperación. Enfocamos el pivotaje, el cuadro DAFO y nos preparamos para la gran decisión. En este momento valoramos la capacidad financiera, técnicas para la toma de decisiones. Explicamos lo que es un concurso de acreedores, cómo se prepara un concurso voluntario, las responsabilidades de administradores y cómo abordaríamos la gestión en caso de liquidación.

Parte 3. Gestión de la crisis. Iniciamos el pilotaje de la empresa hasta su recuperación, formulando y ejecutando un plan de viabilidad, en el que los grupos de interés tendrán un papel fundamental, y en el que habrá (muy posiblemente) que reducir estructura.

  1. Consideraciones para pilotar una ESC. Conocimiento del negocio, de los clientes, el liderazgo y la motivación, la productividad, la diferenciación, la creación de un plan de negocio, actitud general vendedora, contar con presupuestos de marketing e innovación (I+D+i), transformación digital y diversificación.
  2. Estrategia. Los objetivos. La rigidez flexible. Misión, visión, valores y diferenciación. Circuito CMA crear-medir-aprender. Modelo de negocio MDN. Estrategias push y pull. Objetivos operacionales y KPI. Estrategia en la era digital. Estrategia de las ESC.
  3. Personas y equipos. El talento. La insatisfacción laboral. Las motivaciones de las personas. La singularidad de cada individuo. Actitud, competencia e inteligencia. El salario emocional. Los equipos. Herramientas de trabajo colaborativo. Limitaciones sociales y normativas. Los grupos de presión en las crisis. Responsabilidades legales. Manual de funciones. Reglas de oro para la gestión de equipos. Mejorar el rendimiento. Y cerramos esta parte con un capítulo especial dedicado a negociación, y otro a productividad.
  4. Estructura. Consideraciones generales. Tipos de estructura. La subcontratación.
  5. Finanzas. Consideraciones generales sobre las finanzas en una ESC. Financiación imaginativa. Principales problemas financieros de las empresas. Análisis financiero. La solvencia y la liquidez. El PMM período medio de maduración. Posicionamiento financiero. Situación mercado financiero. Instrumentos de financiación. El valor de un buen plan financiero. Cómo negociar con los bancos.
  6. Administración. Tareas relacionadas con la administración. El cuadro de mando. Business intelligence aplicada a los cuadros de mando en la era digital. Indicadores. Los procedimientos. La administración y la rentabilidad.
  7. Marketing. El cliente es el centro. La tentación de limitar inversión en marketing en ESC. Canales de comunicación. El segmento de cliente. Las P del marketing mix. Conocimiento y definición del segmento. De las P a las E. El cliente digital. El embudo de ventas. Marketing digital y marketing digital en ESC.
  8. Producción y operaciones. Calidad. I+D+i. El diseño como innovación. Industria 4.0. Lean manufacturing. Kaizen.

Indicamos las pautas para elaborar una estrategia de gestión de crisis, marcada por:

  1. El establecimiento de veinticuatro reglas a considerar durante todo el proceso, consideraciones importantes y técnicas de preparación, con especial atención a la motivación, generación de un equipo líder, y la preparación para la negociación con numerosas partes implicadas.
  2. La implantación de un plan de choque o BCP para mantener la continuidad de la empresa (si es posible) mientras ganamos tiempo para hacer el análisis de la situación, de las capacidades de la empresa y de las oportunidades del entorno.
  3. Detallamos todas las partes a considerar para la preparación de un plan de viabilidad o plan de negocio, que deberá ser consensuado por las personas o equipos que más valor puedan aportar en la recuperación, y que deberá ser liderado por la propiedad de la empresa.

Ahora es preciso redactar con precisión el plan, que deberá de incorporar la siguiente información.

  1. Consideraciones generales. Circunstancia que origina la crisis.
  2. Situación de la empresa. Informes contables, financieros, valoraciones.
  3. Situación del entorno. Situación del mercado real y potencial. Análisis de la competencia.
  4. Razones por la que la empresa es viable. Aportar todas las pruebas posibles.
  5. Objetivos SMART y plazo de realización.
  6. Equipo que liderará el proyecto, y equipo que ejecutará el mismo, tanto interno como externo. Implicaciones de los grupos de interés. Se definirán las funciones y responsabilidades.
  7. Estructura. Definir la estructura necesaria y cómo se va a hacer la reestructuración.
  8. Finanzas. Se elaborará un plan financiero y otro de tesorería, con un presupuesto y KPI indicadores de su cumplimiento.
  9. Administración. Se elaborará el presupuesto general, los objetivos por unidad de negocio, departamento o delegación, y los KPI de seguimiento. Se establecerá el sistema de control de gestión. Se definirán los procedimientos clave.
  10. Marketing. Se presentará el plan de marketing, justificando por el análisis de mercado y competencia. Se presentará un presupuesto de ventas, se definirán KPI.
  11. Producción y operaciones. Se presentará el plan de producción, de calidad, de innovación y de eliminación de desperdicios.

Una vez tengamos el plan, tenemos que ejecutarlo, gestionando con todas los grupos de interés su apoyo al mismo. En ese momento, pondremos en marcha todas las reglas que hemos señalado, y todas las técnicas y habilidades de negociación a nuestro alcance.

24 Reglas para gestionar una empresa en crisis. Estas reglas indican los principios a mantener durante todo el proceso de gestión, indicando los aspectos clave, y las decisiones clave.

El método también nos entrena en habilidades clave, como negociación, persuasión, productividad, cómo negociar con los bancos, o cómo gestionar equipos para que puedan desarrollar su misión aportando el máximo valor posible al proceso. También como una ayuda externa de un interim manager puede dar una visión objetiva y experimentada para guiar al proceso.

Una vez llegados a este punto, debemos de definir la estrategia de gestión de la empresa en situación de crisis. En función de la situación interna y el entorno, y de la valoración de la implicación de las partes implicadas y equipos, tomaremos la decisión de continuidad o no continuidad. En su caso, evaluaremos los pros y contras de la solicitud de concurso de acreedores, atendiendo a las posibles responsabilidades de administradores. Generaremos un plan de viabilidad, negociando con todas las partes implicadas, y lo ejecutaremos con un riguroso control de gestión.

El objetivo final será será conseguir los efectos beneficiosos que pueda conseguir un concurso voluntario (quitas, esperas, reducción o eliminación de responsabilidades) sin los efectos negativos (limitación en el plazo de pago de deuda, mala imagen ante los grupos de interés y el mercado).

La gestión de una empresa en situación de crisis no es un reto fácil, y aunque dispongamos de método, un buen plan, y un buen equipo, los responsables deben de aprovechar todas sus capacidades profesionales y personales, para poder superar la situación adversa y enfocar al negocio a su recuperación y futuro éxito.

Si desea conocer más sobre cómo gestionar una empresa en situación de crisis, póngase en contacto con nosotros, y le daremos soluciones rápidas y prácticas, basadas en nuestra experiencia en situaciones reales de este tipo.