El motivo de esta entrada es el de que me gustaría transmitir que la innovación no es un ser raro, que sólo entra en algunas empresas de un tamaño considerable o que salen en medios contando avances significativos en una línea tecnológica o en un nuevo proceso.

La innovación es una disciplina que está dentro de TODAS las organizaciones, a mayor o menor nivel, más subjetiva u objetiva, con desarrollos más o menos beneficiosos para la sociedad y el entorno empresarial, pero que es necesaria para garantizar la supervivencia de una organización a lo largo del tiempo. Por ser simple, ninguna organización vive 20 años sin haber cambiado nada, bien en lo que ofrece, bien en cómo lo hace o bien en dónde y a quién vende.

Esto nos debe de hacer reflexionar y considerar que la innovación es un PROCESO, como otro cualquiera que hay en la empresa: ventas, compras, producción,…., y como tal hay que tratarlo. Se debe de organizar y sistematizar para incluirlo como cultura visible dentro de la organización y fuera, así como para asignar esfuerzos de recursos de cara a intentar que sea lo más exitosa posible.

Hay una serie de actividades que pueden formar parte de este proceso y que se pueden contemplar y sistematizar dentro de una organización.

Si me permitís, me gusta expresarlo como mapa de la innovación.

De forma no especialmente exhaustiva, pero creo que si orientativa, en este mapa habría actividades y acciones como las que a continuación se especifican:

Una organización posiblemente realice parte de las actividades que se describen en este mapa y de algunas no lo hará conscientemente.

A lo largo de próximas entradas, intentaré profundizar algo más en alguna de estas actividades o acciones. Para ello, me gustaría tener tu “feedback” y saber cuáles y por qué te parecen más interesantes para profundizar.

Manuel J. Fraga. Desarrollo I+D+I

manuel.fraga@talentium.es